Archivo de la categoría: Lingüística

Spanien, dess utseende, minnesmärken, seder, bruk och klädedrägter (1851) de Manuel de Cuendías

Spanien, dess utseende, minnesmärken, seder, bruk och klädedrägter (Estocolmo, P. G. Berg, 1851) [España, su fisonomía, monumentos, usos, costumbres y trajes] con 60 láminas.

Manuel de Cuendias (Madrid, 1800-Orán, 1881) fue un liberal que se tuvo que exiliarse a Francia por sus ideas. En 1835 daba clases de ELE en Toulouse, y fue profesor de español en el Collège Royal de la ciudad. En 1844 se instala en París. En los libros que publicó en Francia, tras su nombre de pila puso Galo, Manuel Galo de Cuendías, con el que daba a entender su reconocimiento a la tierra de acogida. Cuendías publicó alguna obra de teatro y otras de contenido diverso, entre ellas un Proyecto de constitución española (Imprenta de D. A. Mateis, Madrid, 1854), además de artículos periodísticos bajo el seudónimo de El Filósofo Pobre.

Por lo que nos interesa aquí, es autor de varios manuales, unos para la enseñanza del español en Francia, otros para enseñar el inglés en España, una vez que regresó de su exilio. El primero de todos ellos es el Cours de langue espagnole (Toulouse, 1841) 1 que se completaría con el Cours gradué de lectures espagnoles (París, Veuve Thiériot, 1844) 2 y el Cours de thèmes espagnols (París, Veuve Thiériot, 1846) 3.

Su situación económica no debía ser muy boyante, y en 1848 se traslada a Barcelona. En 1856 ganó por oposición la cátedra de instituto de lengua inglesa, que ejerció en la Escuela Especial de Comercio, como hace constar en la portada de su Curso de lengua inglesa para el que, simultáneamente, hizo A little class version book for the use of public school. En el año 1862 consta como catedrático de esa lengua en el Instituto de San Isidro de Madrid, puesto en el que cesó en 1868, habiendo estado apartado de él entre 1865 y 1866, y se fue a Bruselas. En 1863, encontrándose de caza, se hirió en la mano derecha, que corrió el riesgo de perder. Después estuvo en Marsella, y nuevamente en París en 1876. En 1881 muere en Orán (Argelia).

El libro que aparece aquí es una guía de viajes de corte romántico: L’Espagne pittoresque, artistique et monumentale, Librairie Ethnographique, París, 1848, en colaboración con Victor de Féréal, con quien había estado casado). La obra se tradujo al alemán en 1849 4 en la que repetía los tópicos, además de basarse en cuentos, leyendas y narraciones tradicionales. También añadió notas históricas a los Misterios de la Inquisición de España de Féréal (Juan Pons, Barcelona, 1869).

  1. Cours de langue espagnole, rédigé d’après le programme que M. le Ministre de l’Instruction publique invite à suivre pour l’enseignement des langues vivantes dans les établissements d’instruction publique, Bon et Privat (Toulouse, 1841)
  2. Cours gradué de lectures espagnoles, pouvant être adapté à toutes les grammaires, à l’usage des collèges et de l’Université et autres établissements d’instruction publique; contenant un recueil extrait des meilleurs prosateurs espagnols, des règles précises sur la prononciation et sur la prosodie castillanes, un choix de fables d’Iriarte et une notice biographique des principaux écrivains espagnols (París, Veuve Thiériot, 1844)
  3. Cours de thèmes espagnols à l’usage des collèges de l’université et des établissements de l’instruction publique pouvant être adaptés a toutes les grammaires, contenant des règles sur la prononciation et sur la prosodie, la conjugaison des verbes auxiliaires et celle des trois verbes réguliers, un grand nombre de thèmes sur chaque partie du discours, accompagnés de notes grammaticales (París, Veuve Thiériot, 1846).
  4. Spanien und die Spanier, ihre Sitten, Trachten, Volkssagen und Legenden, Bau- und Kunstdenkmaeler, Carl Muquardt, Bruselas-Leipzig, 1849)

¡Ay, caramba!

¡Ay, caramba! es una expresión exótica utilizada en el mundo anglosajón, formada por dos palabras españolas, la interjección ¡ay! (denota sorpresa o dolor) y la exclamación caramba (un eufemismo de carajo; denota sorpresa).

En la película de Disney Los tres caballeros (1944), Panchito Pistolas grita «Ay, Caramba» y José Carioca pregunta qué significa, pero Panchito no sabe.

En sueco tiene un sentido equivalente al anglosajón.