Lope de Vega

Adrián J. Sáez. "Los godos de Lope (poesía, épica, novela)". Janus. Estudios sobre el Siglo de Oro, 2021, 185-201.
Para empezar, los godos de Lope se presentan en tres grandes grupos marcados por el género en cuestión y el sentido de cada caso:

1. La comedia La mayor corona (h. 1621, atribuida) sobre san Hermenegildo y un tríptico dramático sobre la pérdida de España (Vida y muerte del rey Bamba, El postrer godo de España y El capellán de la Virgen, san Ildefonso), que se redondea a modo de coda con El primer rey de Castilla y una pequeña tirada en romance en El mejor mozo de España (1610-1611, Parte XX, 1625).

2. El romance “A san Hermenegildo”, que se escribe para las justas por la beatificación de santa Teresa (1614) y aparece en dos textos (el Compendio de las solenes fiestas…, 1615; y las Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos, 1634) con mínimas variantes bajo sendas máscaras poéticas (“González el estudiante” y Burguillos), y entre ambos aparece en el apócrifo Romancero espiritual (1619) (Carreño, 1976: 64).

3. Y una serie de apariciones godas en la Jerusalén conquistada (1609), La Filomena (1621) y La Circe (1624)

Ya hay algunas calas al respecto. Abre fuego Case (1969) con un rastreo inicial, siguen Roas (1995) y Pagnotta (2000) sobre la representación dramática del santo rey Bamba, Romanos (1998) da vueltas en torno a El último godo y El primer rey de Castilla, Calvo (2005) se centra en Favila y su valor emblemático, Madroñal (2017) disecciona el tríptico visigótico toledano de Lope, Zúñiga Lacruz (2017) presenta un cuadro de todas las reinas godas en la dramaturgia áurea y finalmente se cuenta el panorama de los godos de papel del Siglo de Oro (Sáez, 2019), que —entre otras cosas— tiene en cuenta cinco comedias lopescas, con la atribuida cala en la historia
de san Hermenegildo incluida, pero conviene explorar el resto para tener la imagen completa.

Así las cosas, a continuación se examina un romance gótico empotrado en una comedia para redondear la galería dramática de Lope y pasar posteriormente a la poesía, la épica y la novela, aunque sea con unos cuantos saltos cronológicos.