Archivo de la categoría: Pop

Spanska Siw (1970)

Ja, ge mig bara några tango-toner
Små kastanjetter och autentisk dräkt
Sen spricker jag av sydländska passioner
Så starka att publiken blir förskräckt

Servera kraftigt kryddad enchilada
Och rödvin, så jag glömmer tid och rum
Sen vill jag sjunga gång på gång ”Granada”
Då blir jag español i varje tum

Kalla mig för ”Spanska Siw”
Jag bubblar av stört-ilsket liv
Jag stampar min klack, så golvet får hack
Så vild är jag, ”Spanska Siw”

Min far var av finfin familj
Så jag skakar stolt min mantilj
Mer lockande het, än någon magnet
Är jag, ”Spanska Siw”

Buenas dias, vad du heta?
Bésame mucho!
Muchas gracias!
Du gilla mig, ja, nej, kanske?

Svenska gosse, jag vill ge dig ett råd, du förstå
Vill du älska mig blir det ett sjå
Mitt stenhårda krav, du trogen som slav
Eljest du får genast gå

Du ska kunna klara en bolero
Och dansa cha-cha, fast dom spelar vals
Och du ska ha mustascher och sombrero
Om du vill det ska bli nån kärlek alls

Nu känner du mig, ”Spanska Siw”
Så läcker, som en burk oliv
Så argsint och galen och mån om moralen
Caramba och dekorativ

Inte skånska, int’ finska
Ikke danska, nicht tyska
Utan, ”Spanska Siwan”

Si, solo dame unas notas de tango
Castañuelas pequeñas y traje auténtico
Entonces estallé con pasiones sureñas
Tan fuerte que la audiencia está aterrorizada.

Sirva una enchilada muy condimentada
Y vino tinto, así me olvido del tiempo y del espacio
Entonces quiero cantar una y otra vez «Granada»
Entonces me vuelvo español en cada centímetro

Llámame «Siw Español»
Estoy burbujeando con una vida molesta y enojada
Pisoteo mi talón, por lo que el piso se vuelve una muesca
Qué salvaje soy, «Siw español»

mi padre era de una buena familia
Así que orgullosamente sacudo mi manto
Más tentadoramente caliente que cualquier imán
Soy yo, «Siw Español»

¿Buenos días cual es tu nombre?
¡Bésame mucho!
¡Muchos gracias!
Te gusto, si, no, ¿tal vez?

Chico sueco, quiero darte un consejo, ¿entiendes?
Si quieres amarme, es un espectáculo para la vista
Mis demandas duras como una roca, eres fiel como un esclavo
De lo contrario, puedes irte de inmediato.

Deberías poder manejar un bolero.
Y bailan cha-cha, aunque toquen el vals
Y deberías tener bigotes y sombrero
Si quieres que sea amor en absoluto

Ahora me conoces, «Siw Español»
Tan delicioso, como una lata de aceitunas.
Tan enojado y loco y preocupado por la moral
Caramba y decorativa

No escaniano, no finlandés
Ni danés, ni alemán

Turista sueca: «No te hagas la sueca» (2022)

Turista Sueca son Joss Doppler y LanderPops, amigos y residentes en Barcelona. Cogen el drama sueco para hacerse una particular canción protesta. El machacón estribillo de Turista Sueca suena a una canción que podrían hacer Las Bistecs si siguieran existiendo. Puro electro-disgusting: #SwedenGate

La canción se inspira en la noticia de que los suecos no invitan a comer ni a cenar a los invitados que van a su casa.

Ingrid Garbo (1939-2017)


Ingrid Garijo Garbo no era sueca sino alemana, nacida el 14 de enero de 1939 en Munich, hija de Eva Garbo y del español Antonio Garijo. Sus padres abandonaron Alemania tras la Segunda Guerra Mundial y volaron hacia Sudamérica, estableciéndose en Venezuela. Ingrid era perito mercantil, pero se dedicó al cine.

En 1967 debutó en un film español con dirección de Manuel Summers, No somos de piedra (1967), con Alfredo Landa, casado con Laly Soldevila, obsesionado con sus curvas mientras trabaja como criada. Estos papeles de «sueca» sexy deseada por los hombres fueron los más habituales en su corta carrera como actriz.

1969 fue su año más prolífico, con el estreno de seis películas: ¿Por qué te engaña tu marido?, otra película de Manolo Summers con Landa como protagonista, en esta ocasión adaptando una novela de Wenceslao Fernández Flórez; Mi marido y sus complejos, con José Luis López Vázquez; Turistas y bribones, historia de ladronzuelos dirigida por Fernando Merino con Arturo Fernández en el reparto; Las panteras se comen a los ricos, adaptación de Miguel Mihura con el protagonismo de Fernando Fernán Gómez; Matrimonios separados, comedia de Mariano Ozores en la que Ingrid interpretó a la amante de Cassen; y El señorito y las seductoras, película dirigida por Ramón Fernández con Arturo Fernández como “el señorito” del título.
En 1974 decidió abandonar el cine para dedicarse a su vida familiar y a la pintura, una de sus aficiones.

En Mi marido y sus complejos (1969) hace de la chica de intercambio danesa Ingrid: